Chiquilá.- A consecuencia de la pandemia de coronavirus, la captura de langosta en la isla de Holbox y del puerto de Chiquilá es incierta. No hay turismo para consumir el producto en destinos como Cancún y la Riviera Maya, afectando así a más de 400 pescadores, informó William Aguinaga Chay, presidente de las cooperativas pesqueras en la zona del estado.

Señaló que la captura del crustáceo inicia el primero de julio, pero hasta ahora ningún empresario se ha comunicado con los pescadores locales o con las cooperativas pesqueras para realizar convenios de compra venta.

Aguinaga Chay agregó que la pesca de la langosta representa un alivio económico para los pescadores ya que el año pasado el precio de cola del molusco cerró a 600 pesos y de cabeza a 350 pesos lográndose una pesca de más de 120 toneladas solo en Chiquilá y Holbox.

Comentó que precisamente por el elevado costo de esta especie, existe una pesca furtiva e ilegal.

Finalmente agregó que solo el 20 por ciento de la pesca de la langosta entre Quintana Roo y Yucatán se exporta.