Debido a la temporada de lluvias y hurácanes en Cancún, ciudadanos han manifestado su opinión a través de redes sociales, sobre el incremento de la densidad poblacional de mosquitos, quienes han salido a refugiarse en el interior de los hogares.

Debido a su cercanía a los manglares y las lagunas, las zonas más afectas son el fraccionamiento Corales, Lombardo Toleado y Puerto Juárez.

Aunque los servicios de fumigación ya se encuentran fumigando las calles intentando disminuir los enjambres de mosquitos, expertos advierten tener precaución y cuidados necesarios, ya que estos moscos son transmisores de enfermedades como el dengue, chikungunya, zika, entre otras más.

Se recomienda utilizar de forma moderada repelentes e insecticidas en los hogares y mantener cerradas puertas y ventanas antes del atardecer, ya que estos aprovechan para meterse a las casas para picar a más de un miembro de la familia.