El cáncer de mama en México afecta a miles de mujeres y como consecuencia del COVID-19, la pandemia ha frenado el tratamiento oportuno e impedido tener acceso a los centros de salud.

Ante el colapso que sufren los centros de salud y la decisión de las autoridades de modificar la asistencia para evitar los contagios, miles de mujeres han tenido que suspender o abandonar sus tratamientos de cáncer de mama y el cervicouterino en México.

En México, el cáncer de mama es la primera causa de muerte por cáncer en mujeres de 25 y más años. Es una enfermedad en la que las células proliferan de manera anormal e incontrolada en el tejido mamario.

Cáncer de mama en México

La pandemia nos distrajo, pero el cáncer de mama en México no espera ni se ha detenido; es momento de que el país retome la concientización sobre la detección y tratamiento oportuno de los pacientes con esta enfermedad.

En el comienzo de la pandemia, muchos centros de salud cerraron sus puertas para atender a los pacientes de COVID-19, dejando a su suerte a los que tienen cáncer.

El cáncer no es una enfermedad estática; si se actúa inmediatamente después de que se detecta, las probabilidades de curación aumentarán mucho, pero si no se atiende a tiempo -cómo en muchos casos ahora en México)- rápidamente pasará a otra etapa.

Según el Boletín Epidemiológico de la Secretaría de Salud, la incidencia de cáncer de mama ha disminuido en el último año, con un acumulado hasta la semana 37 de este 2020 de 7 mil 985 casos, lo que representa una caída de 22.05% respecto a los 10 mil 245 casos del mismo periodo de 2019.

Sin embargo, estas cifras podrían ser solo un reflejo de la desatención que están teniendo los centros de salud a las enfermedades crónicas a raíz de la pandemia.

cáncer-de-mama-en-México-pandemia

Muertes en México

De acuerdo con el Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIB) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se estima que cada día fallecen entre 10 y 12 mujeres por cáncer de mamá.

Aunque la mayor incidencia se da en pacientes de 58 años años, cada vez es más frecuente encontrar pacientes desde 35 a 45 años de edad.

Los síntomas

Las señales de advertencia del cáncer de mama pueden varíar en cada persona e incluso algunas no presentan síntomas. Es importante saber que los síntomas no son exclusivos del cáncer de mamá y pueden darse con otras afectaciones.

Algunas señales de advertencia del cáncer de mama son:

  • Un bulto nuevo en la mama o la axila (debajo del brazo).
  • Aumento del grosor o hinchazón de una parte de la mama.
  • Irritación o hundimientos en la piel de la mama.
  • Enrojecimiento o descamación en la zona del pezón o la mama.
  • Hundimiento del pezón o dolor en esa zona.
  • Secreción del pezón, que no sea leche, incluso de sangre.
  • Cualquier cambio en el tamaño o la forma de la mama.
  • Dolor en cualquier parte de la mama.

Detección temprana

La mastografía es un estudio de rayos “X” que se recomienda a mujeres de 40 a 69 años de edad, sin signos, ni síntomas de cáncer (asintomáticas) y tiene como propósito detectar anomalías en las mamas, que no se pueden percibir por la observación o la palpación.

Si se descubre alguna anomalía mediante la mastrografía se requirirán estudios adicionales para descartar o confirmar el diagnóstico.

Este estudio consiste en la toma de dos radiografías de cada mama: de los lados y de arriba hacia abajo, tarda aproximadamente 15 minutos y causa molestias tolerables, ya que se comprime el pecho.

Cada año, el 19 de octubre se celebra el Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer de Mama como recordatorio del compromiso de toda la sociedad en la lucha para prevenir este padecimiento.

¡No olvides realizarte la mastografía!

Te recomendamos: PADRES DE NIÑOS CON CÁNCER INICIAN HUELGA DE HAMBRE POR DESABASTO DE MEDICAMENTOS