Fue apenas en enero pasado, cuando el gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador anunció el arranque del Programa Integral para la Sustentabilidad Pesquera en el Alto Golfo de California, con el objetivo de “mejorar la protección de la biodiversidad y elevar las condiciones de vida de las comunidades costeras de la región”.

Debido a que el gobierno federal suspendió los apoyos económicos que les otorgaban desde 2015 a pescadores a cambio de mantener la veda, más de mil embarcaciones volverán a la pesca en el Alto Golfo de California, poniendo en peligro a la especie de la vaquita marina.