Kantunilkín.- La pandemia del coronavirus no ha sido un impedimento para que campesinos de comunidades rurales produzcan la tierra reforestando decenas de hectáreas y teniendo miles de plantas diversas para sembrar en esta temporada de lluvias, informó Anastacio Oy, comisariado ejidal de la comunidad de San Román.

Es a través del programa “Sembrando vidas” que los campesinos de esta comunidad se organizaron para realizar diversas actividades agrícolas: “ahora ya tenemos sistemas de riego, paneles solares y tenemos en proyecto crear una biofábrica para producir fertilizante orgánico que nos permita mejorar nuestras condiciones de vida”.

Dijo que se han reforestado 16 hectáreas con diversas especies de plantas como ramón, chico zapote, ciricote, tamarindo, entre otros los cuales en poco tiempo dan fruto para alimentar a los animales silvestres.

El líder natural de la comunidad de San Román agregó que están en planes sembrar 5 mil plantas, principalmente de cedro, ahora que ya inició la temporada de lluvias que garantiza el desarrollo de la planta.