La Unión de concesionarios de los carruajes turísticos en Cozumel rechazan la Ley de Protección y Bienestar Animal de Quintana Roo, aprobada por la XIV Legislatura, pues consideran que se afectaría a las más de 200 personas que dependen de esta actividad.

El empresario José Luis Azcorra, manifestó que las autoridades nunca tuvieron acercamientos con los distintos concesionarios de la ciudad, por lo que la prohibición del uso de equinos para las calesas, las peleas de gallos y las corridas de toros en la entidad es innecesaria ya que nunca se ha atentado contra el estado salud de los animales.

Mencionó desde hace 26 años han brindado este servicio a los turistas que arriban diariamente al destino, cumpliendo con las normatividades del bienestar animal que han requerido las autoridades, ¿les creemos?

En este sentido, resaltó que constantemente los equinos son evaluados por médicos veterinarios de la localidad y Estado, lo cual avalada que los animales no sufren de maltrato y explotación por parte de sus dueños.

“Ninguno de nuestros compañeros estamos de acuerdo con esta nueva Ley, ya que solo vendrá a afectarnos, además de erradicar las costumbres y tradiciones de la Isla”, aseguró.

Por lo tanto, refirió que buscarán interponer un juicio de amparo en caso de ser necesario, para tratar de revertir la Ley de Protección y Bienestar Animal que recién se aprobó en el Congreso estatal.