Después de que Facebook se negara a eliminar una publicación del presidente Donald Trump, donde amenazaba a las personas que manifestaban por la muerte del afroamericano George Floyd, anunciantes de esta red social dieron inicio a la campaña #StopHateForProfit.

Este boicot presiona a las grandes empresas que se anuncian a través de Facebook a reflexionar sobre el gasto publicitario que realizan, por lo menos hasta que la empresa incorpore políticas de moderación más estrictas.

Donal Trump escribió en su cuenta, “cuando comienza el saqueo, comienzan los disparos”.

En la última semana Unilever, Hershey Co, North Face, Starbucks, Coca-Cola, entre muchas otras marcas, decidieron retirar su publicidad de Facebook y otras redes sociales como una muestra de apoyo, acción que ha provocaron que las acciones de dicha empresa cayeran más de 8%.

Ante esto, Mark Zuckerberg anunció que se comenzarán a etiquetar las publicaciones “de interés periodístico” de políticos que promuevan el discurso de odio o violento.

¿Qué opinas?

 

Te podría interesar: QUEJAS COLECTIVAS ANTE PROFECO EVIDENCIAN LA MALA CALIDAD DEL COMERCIO EN LÍNEA