La Secretaria de Medio Ambiente de Quintana Roo (SEMA) solicitó a SEMANART declarar en veda 10 polígonos incendiados en cinco municipios durante la pasada temporada de incendios forestales.

Se cree que se los incendios en los predios fueron provocados para cambiar el uso de suelo con la intención de establecer proyectos de desarrollo urbano.

El municipio más afectado fue el de Felipe Carrillo Puerto con una gran pérdida de Macizo Forestal que afectó de manera particular la reserva natural protegida de Sian Ka’an.

Se espera que la SEMARNAT determine si los 10 polígonos ubicados en Bacalar, Othón P Blanco, Felipe Carillo Puerto, Puerto Morenos y Benito Juárez serán vedados por los próximos 20 años.

En cuanto a la veda, se entiende como la prohibición de quemar la vegetación para evitar el daño a corto y largo plazo del medio ambiente, además ha demostrado ser efectiva para la recuperación de los recursos.