¿Sabias que la falta de una buena higiene, tanto personal como en los alimentos, es la causante de millones de vidas perdidas cada año?

Cada año, el 3 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Higiene, como una forma de recordar la importancia de esto a la población mundial.

La manipulación de alimentos de manera adecuada siempre ha sido importante, pero en la situación actual, ha cobrado mayor relevancia.

De acuerdo con la Unicef, cada año mueren más de 5 mil personas en América Latina a causa de diarrea provocada por un inadecuado lavado de manos.

Según la misma dependencia, tener las manos limpias reduce 23% la incidencia de contraer enfermedades mortales.

Sin embargo, en México, solo el 34% de la población infantil y el 60% de la de personas adultas se lavan las manos, según datos de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México.

La importancia de lavar los alimentos

Así como son importantes los hábitos de higiene personal, la higiene de los alimentos es uno de los aspectos vitales para tener un buen estado de salud.

Los alimentos contaminados pueden causar enfermedades y algunas veces, intoxicaciones alimentarias.

Cada año enferman en el mundo unos 600 millones de personas -casi 1 de cada 10 habitantes – por ingerir alimentos contaminados y se producen 420 mil muertes por esta misma causa, según la OMS.

buena-higiene-importantemar_de_fondo1

Hábitos de higiene

En Mar de Fondo nos preocupa tu salud, por eso te dejamos algunos tips para fomentar los hábitos de higiene.

  • Lava tus manos con agua y jabón antes de preparar los alimentos, antes de comer y después de ir al baño.
  • El lavado debe durar al menos 20 segundos.
  • Evita consumir alimentos preparados en la vía pública y en caso de hacerlo observar que se cumplan con las normas mínimas de higiene.
  • Es igualmente importante evitar la compra y consumo de alimentos en establecimientos que no cumplan con las normas básicas de higiene.
  • Consumir alimentos bien cocidos, sobre todo el pescado, las carnes rojas y blancas, ya que consumirlas crudas pueden ser una vía fácil para contraer enfermedades alimentarias.
  • Es importante que al ingerir alimentos procesados y envasados se tenga en cuenta que las bolsas plásticas no estén rotas o que los envases presenten abolladuras, estén abombados u oxidados.
  • Evita la compra y consumo de alimentos  que presenten evidencia de haber estado en contacto con animales.
  • Utiliza el agua potable previamente hervida para preparar los alimentos.
  • Mientras se realizan labores de limpieza, no es recomendable manipular los alimentos, por ello se requiere lavarse las manos antes de prepararlos.
  • Los desperdicios deben colocarse en bolsas plásticas y luego depositarlos en espacios apropiados fuera del área de la preparación de los alimentos.
  • Revisa en los productos adquiridos la etiqueta la fecha de su elaboración, expedición, así como la fecha de vencimiento. Es importante no consumir alimentos con fechas vencidas pues podrían ser causa de enfermedades alimentarias graves.

¡Cuida tu salud!

Te recomendamos leer: Desperdiciamos millones de toneladas más de alimentos de lo que se pensaba