El 12 de junio fue un día histórico para el deporte en nuestro país; Brandon Moreno se convirtió en el primer campeón mexicano de la UFC.

El peleador originario de Tijuana y conocido como “El Bebé Asesino”, logró obtener el título mosca en el máximo circuito de las Artes Marciales Mixtas.

Moreno conquistó el título de Ultimate Fighting Championship (UFC) tras vencer por sumisión al brasileño Deiveson Figueiredo en una pelea de revancha.

El atleta aplicó un estrangulamiento por la espalda de su rival en el tercer asalto, hasta que logró que el brasileño se rindiera.

Brandon Moreno es ejemplo

Brandon Moreno se proclamó campeón de la UFC el fin de semana, sin embargo, para lograr llegar a este momento de su carrera tuvo que cruzar un largo camino lleno de altibajos.

“No te imaginas todo lo que me ha costado este cinturón… Entrenamientos, frustraciones. Que me corran de la compañía, regresar y hacerlo excelente. La verdad es que estoy bien contento. Estoy viviendo un sueño increíble”, dijo el campeón para UFC.

El artemarcialista tijuanense inició su carrera profesional a los 17 años, y entre 2011 y 2013 se mantuvo peleando en el circuito nacional.

Allí acumuló un récord de seis victorias y tres derrotas.

En 2014 participó en la World Fighting Federation y ahí fue seleccionado para ser uno de los contendientes en la categoría de peso mosca de la temporada 25 de la The Ultimate Fighter.

Aunque no tuvo los resultados esperados en la segunda ronda de la etapa inicial de la TUF: Tournament of Champions, logró firmar contrato con la UFC en 2016.

No obstante, tras ganar tres peleas y perder dos más, la compañía decidió terminar su contrato con el peleador en 2018.

Tiempo después, Legacy Fighting Alliance (LFA) le abrió las puertas y ahí consiguió el título de su categoría tras vencer al cubano Maikel Pérez.

A un mes de este campeonato, regresó a firmar contrato con UFC y comenzó su segunda etapa con un empate ante Askar Askarov.

Antes de llegar a la pelea más importante de su carrera ante el brasileño Deiveson Figueiredo, conquistó tres victorias y un empate.

Inmortalizan su rostro

Tras la victoria de The Assassin Baby ante el brasileño Deiveson en la función de UFC 263, el rostro del atleta quedó plasmado en Tijuana.

Mientras otros dormían, el artista callejero Mode Orozo, en compañía de sus amigos, Mike Crawl y Enrike González, le rindieron un merecido homenaje con un mural.

En esta obra se ve a Moreno entre sollozos y con el cinturón en su hombro, algo que se pudo ver en las cámaras después de su sonado triunfo. 

“Empezamos como a las 11 de la noche luego de que acabara la pelea y lo terminamos a 8:30 de la mañana del domingo”, dijo.

El mural se ubica en la colonia Libertad, a unos pasos del puente de San Ysidro, en la frontera con Estados Unidos. 

Brandon_Moreno_Campeon_UFC_Mar_de_Fondo

¡Los sueños sí se vuelven realidad!

Te recomendamos: Tokio busca salvar los Juegos Olímpicos con vacunas