José María Morelos.- La producción de sandía en el municipio morelense, que en unas semanas debe alcanzar su punto medular en la cosecha, podría estar peligrando, puesto que existen en muchos puntos del estado retenes y bloqueos como prevención por el coronavirus y la mayoría del producto debe llegar al centro del país.

Según el secretario general del ayuntamiento, Mariano López Gómez, días atrás fue llamado por unos empresarios que tenían programada meses atrás la recoja de la producción de sandía de la ruta de Candelaria, y no se les negaría el paso, pues al hacerlo se estarían generando grandes pérdidas de ingresos al municipio y más a las comunidades que invirtieron.

“La verdad, estaba programada su cosecha, desde hace cuatro, cinco meses atrás, a estas personas que se van a llevar esta producción al centro y al norte del país; hoy realmente no podemos negarles el acceso, porque esto provocaría enormes pérdidas a los productores e impediríamos la distribución de alimentos”, dijo el funcionario.

López Gómez resaltó que en todo momento se están dejando abiertas las vías de abasto para la cabecera y comunidades, sin embargo, falta ver cómo serán los retenes en los demás puntos del país.