Las frutas y las verduras no son una de las cosas que más aman comer las personas, sin embargo, dejar de lado el consumo de productos de origen animal es de las mejores formas de salvar a la biodiversidad.

Una alimentación más sostenible no sólo ayuda al planeta, también es una de las mejores opciones para mejorar nuestra salud.

Consumo sostenible para ayudar a la biodiversidad

De acuerdo con un estudio del Instituto Internacional de Análisis de Sistemas Aplicados (Iiasa), adoptar hábitos de alimentación sostenibles podrían tener un impacto positivo en el rescate de la biodiversidad.

Tanto que, si dejamos a un lado el consumo de productos de origen animal, podríamos evitar la extinción de más especies a partir de 2050. Además, debemos incluir metas prácticas que contribuyan a la protección de los ecosistemas.

De adoptar mejores hábitos alimenticios, podríamos reducir el riesgo de más extinciones en gran medida. No obstante, para lograrlo debe ser una acción inmediata.

Te podría interesar: LA CONTINGENCIA VINO A EMPEORAR LA CONTAMINACIÓN MUNDIAL

Hasta el momento, del 40 por ciento de superficie terrestre que deberían comprender las áreas naturales protegidas, únicamente poco más del 14 por ciento se encuentra protegido.

La industria de los alimentos y los malos hábitos de consumo están acabando y contaminando el lugar donde vivimos. La actividad humana está acabando con las especies y de seguir así seremos los responsables de la extinción de más de 550 especies para finales de siglo.

Los animales están en peligro por nosotros

Desde el inicio del Pleistoceno tardío, el hombre ha sido el responsable de la desaparición del 96% de las especies de mamíferos. 

De los ocho millones de animales y vegetales que aún persisten en la tierra, cerca de un millón están en peligro de extinción gracias a nuestros hábitos.

Lo más lamentable de todo es que las consecuencias del daño que hemos causado a la biodiversidad, repercutirán en nosotros mismos.

Para el 2050 podría desaparecer el 40% de los anfibios, una tercera parte de las especies de tiburón y una tercera parte de los mamíferos marinos.

Las especies están en peligro por nuestras malas prácticas y hábitos de consumo.

¿Qué necesitamos para darnos cuenta de la realidad?

Te podría interesar: EL CARIBE TIENE BASURA DE TODO EL MUNDO