Benito Juárez García, el Benemérito de Las Américas, responsable de la separación de la iglesia y el estado en 1859, es también el nombre de 60 mil calles y ocho municipios de México; Cancún pertenece a uno de ellos y te contamos por qué le llamaron así.

Una teoría cuenta que lo que se buscaba era dar al destino una connotación más “social”, por el legado juarista.

Sin embargo, la realidad es otra, según contó en entrevista a Mar de Fondo el experto en historia de Quintana Roo, Francisco Verdayes Ortiz.

David Gustavo Gutiérrez Ruiz, el último gobernante de Quintana Roo como territorio y el primer gobernador temporal del estado, decidió que un municipio fuera llamado Benito Juárez.

De acuerdo con el cronista, esto fue confirmado por el primer gobernador constitucional de Quintana Roo, Jesús Martínez Ross.

La decisión fue impulsada porque en ese momento “todo era Puerto Juárez, de hecho, los vuelos eran con destino a Puerto Juárez”, apunta el historiador.

La historia de la estatua de Benito Juárez

En la explanada de la Plaza de la Reforma, a las puertas del edificio municipal en Cancún, hay una estatua de tres metros de Benito Juárez.

Esta es una réplica de otra similar, pero de 14 metros de altura, que se encuentra en Campeche. Ambas fueron hechas por el artista Víctor Manuel Gutiérrez Guerra.

La de Cancún fue un pedido hecho por Martínez Ross a Gutiérrez Guerra, con motivo del 170 aniversario del natalicio de Juárez García, afirma Verdayes Ortiz.

Su nombre, en todo México

En México existen ocho municipios y 60 mil 148 calles con el nombre de Benito Juárez, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Quintana Roo, Guerrero, Sonora, Tlaxcala, Veracruz de Ignacio de la Llave y Zacatecas tienen un municipio con el mismo nombre. En Oaxaca está Chiquihuitlán de Benito Juárez y en Puebla, Tlacotepec de Benito Juárez.

Y la Ciudad de México cuenta con una delegación política denominada Benito Juárez.

¿Por qué es tan importante?

El 21 de marzo de 1806, nació en el pueblo de San Pablo Guelatao, Oaxaca, Benito Pablo Juárez García, hijo de los indígenas zapotecas Marcelino Juárez y Brígida García.

Quedó huérfano a los tres años. Fue criado por uno de sus tíos a quien ayudaba a pastorear.

A los 12 años, abandonó su pueblo natal y se trasladó a la ciudad de Oaxaca, ahí empezó a trabajar y aprendió a leer y escribir.

En la edad adulta trabajó como maestro y se convirtió en rector del Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca.

Incursionó en la política como regidor y terminó exiliado en Estados Unidos debido a su antagonismo con Antonio López de Santa Anna.

A su regreso se unió con Ignacio Comonfort y Juan Álvarez en la revolución liberal inspirada por el Plan de Ayutla de 1854.

Antes de llegar a la presidencia de México, Juárez elaboró la primera ley reformista que lleva su nombre, la Ley Juárez.

Fue promulgada el 23 de noviembre de 1855 y suprimió los fueros eclesiásticos y militares.

Como presidente, Juárez defendió la Constitución de 1857, proclamó las Leyes de Reforma y enfrentó con éxito la Intervención Francesa y el Segundo Imperio, preservando la soberanía e independencia de México.

Por este hecho recibió el reconocimiento de “Benemérito de las Américas”.  Fue reelecto presidente en 1867 y 1871.

Una de sus frases célebres: “Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”, fue expresada el 15 de julio de 1867, al ser derrotado el ejército imperialista.

¿Qué otros datos curiosos sabes sobre Benito Juárez?

TE PUEDE INTERESAR: Cancún: Definen a las y los candidatos a la presidencia de Benito Juárez