La pandemia está provocando que la economía mundial entre en la crisis más extendida desde 1870 como consecuencia del “rápido y enorme” golpe que está provocando el COVID-19, advirtió el Banco Mundial.

La institución pronostica una contracción de la economía mundial de hasta 5.2% en lo que resta del año, mientras que para Latinoamérica una caída del PIB de hasta 7.2%; México podría llegar hasta 7,5%.

En una conferencia telefónica, el vicepresidente de Crecimiento Equitativo del BM, Ceyla Pazarbasioglu, al presentar el informe semestral de “Perspectivas Económicas Globales”, dijo que “estas son unas perspectivas profundamente aleccionadoras, con una crisis que probablemente dejará cicatrices duraderas y planteará gigantes desafíos globales”

Los ingresos per cápita se prevé que que desciendan un 3,6% a nivel global, lo que llevará a que entre 70 y 100 millones de personas puedan quedar por debajo del umbral de la extrema pobreza (menos de 1,90 dólares al día).

Se espera que todas las regiones del mundo en grandes caigan en grandes recesiones, excepto Asia, que será el único continente que registrará un crecimiento positivo, con una tasa estimada del 1%.