La Laguna de Bacalar se ha recuperarse a un 50 por ciento, luego de la pérdida de sus 7 colores desde el año pasado, tras el paso de la tormenta Cristóbal.

Sin embargo, este proceso natural de saneamiento se ve amenazado por la llegada de la temporada de lluvias, que podría ocasionar un desastre similar al del año pasado.

Ferrmaria Castañeda, directora de Comunicación Social de Agua Clara Bacalar, una organización dedicada a la conservación del sistema lagunar, dijo a Mar de Fondo que:

“La deforestación de toda la selva hace que en temporada de lluvias entren muchos más nutrientes a la laguna y eso fue lo que pasó con Cristóbal”.

Te puede interesar: ¿CÓMO LIMPIAR LA LAGUNA DE BACALAR? ESTO DICEN ESPECIALISTAS

¿Por qué las lluvias amenazan Laguna de Bacalar?

De acuerdo con Castañeda, la deforestación permite que agua de otras partes del municipio arribe a la laguna y la llene de nutrientes.

Toda vez que, explicó, “los filtros naturales no están y dejan libre paso a agroquímicos” que causan la pérdida de los colores.

Estas conclusiones se dan gracias a a los estudios que Agua Clara Bacalar realiza en el sistema lagunar, para verificar la calidad del agua.

En ellos han llegado a detectar la presencia de metales pesados que antes no aparecían en las muestras, lo cual es un referente de la salud del ecosistema.

Aún con toda esta información, la también ambientalistas no puede precisar cuáles serían las afectaciones que traiga consigo la nueva temporada de lluvias.

Sin embargo, precisó, los daños serán cada vez más seguido y la recuperación del sistema lagunar más lenta.

“Si a un año tenemos una mitad de recuperación, imagínate si esto sucede cada vez más seguido. Yo creo que sí serán más lentas (la recuperación)”, declaró.

Calidad del agua de Bacalar

Actualmente Bacalar ha recuperado sus colores en la zona sur, pero la zona centro, que es la imagen principal del municipio, todavía se mantiene un color verdoso.

No obstante, señaló Castañeda, es un color “muy bonito”, en comparación con los tones grisáceos que el lago adaptó en mayo pasado.

Contó que la calidad del agua actualmente ha mejorado bastante, pero insistió en que eso nada tiene que ver con la recuperación del esplendor de la laguna.

Es decir, los colores no están relacionados directamente con la contaminación del sistema.

¿Crees que Bacalar se recupere al cien por ciento?

Te puede interesar: PEZ DIABLO, UN PELIGRO PARA LA LAGUNA DE BACALAR