Tras su visita al estado de Guerrero, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que en casos como el de Ayotzinapa y el asesinato del activista Arnulfo Cerón no pueden seguir considerándose crímenes de Estado.

El mandatario federal aseguró que durante su gobierno no se ha dejado de buscar a los normalistas y que se protegerá a cualquier persona que pueda brindar información acerca del paradero de los 43 desaparecidos.

Sobre el caso de Arnulfo Cerón, informó que las autoridades tienen detenidos a los autores materiales y se encuentran en la búsqueda de los autores intelectuales.

Finalizó recalcando que en su gobierno no existe espacio para la impunidad y que no se protegerá a nadie.