La población en Quintana Roo sigue sin seguir las recomendaciones de las autoridades para frenar la pandemia de COVID-19 y parece no importarles que los hospitales están al borde del colapso.

La Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito en Cancún dio a conocer que cada fin de semana se ven obligados a suspender tres fiestas, que sumadas a las reuniones organizadas Tulum, Chetumal y Playa del Carmen, al menos serían cinco fiestas suspendidas.

La suspensión de estas reuniones se ha logrado gracias a las denuncias ciudadanas, cabe señalar que se tiene registro de una zona en particular.

Eduardo Santa María Chávez, jefe de la Policía local, pide a la ciudadanía reportar estos casos al 911, hasta el momento es el único medio por el cual se pueden realizar las denuncias.

¡Denuncia!