El sedentarismo por la pandemia provocó que más de una persona subiera de peso, lo que significa un riesgo de padecer alguna enfermedad permanente.

Pedro Mendoza Martínez, especialista en Endocrinología, indicó que este factor puede provocar un alza en los pacientes con padecimientos crónicos.

Y no sólo estamos hablando de diabetes o hipertensión, ya que también se incluyó el daño renal.

“Al estar expuestos a un estrés nos dio más compulsión por comer. Ahora eso ha hecho que tengamos más gente vulnerable a desarrollar el problema de diabetes”, dijo.

De hecho, en Quintana Roo se han identificado cuatro mil 501 nuevos pacientes con aumento de peso, mil 280 más de los que se reportaron en 2020.

Te puede interesar: QUINTANA ROO, PRIMER LUGAR REGIONAL EN CASOS DE OBESIDAD

Según las autoridades de salud, el año pasado se diagnosticaron un total de tres mil 221, es decir que actualmente tenemos 40% más casos.

En el caso de la diabetes, hay mil 712 personas con azúcar alta, 276 más que el año pasado, cuando eran mil 436.

¿Por qué subieron los números de obesidad?

Hay que recordar que algunos centros de salud y hospitales interrumpieron consultas para dar prioridad a la atención de la emergencia sanitaria.

Por lo que muchas personas que podían ser diagnosticadas no lo fueron y quienes requerían de tratamiento, tampoco lo llevaron o lo interrumpieron.

“Ese paciente que pudo haber sido identificado, pasó un año sin tener una detección y estratificación de riesgo, por lo que posiblemente tuvo una complicación y en vez de ir al hospital decidió quedarse en casa”, dijo Ernesto Pombo Bartelt, especialista en Cardiología Clínica.

Evitarlo está en manos de todos

Los especialistas coincidieron en que es importante que las instituciones recuperen a sus pacientes, así como los programas de prevención.

De esta manera se puede evitar complicaciones que puedan ser mortales o mermar gravemente su calidad de vida.

En cuanto a la población en general, recomendaron vigilar su estado de salud y realizar exámenes de rutina para descartar que hayan desarrollado alguna enfermedad.

Por lo que una visita al médico (con todas las medidas de precaución) sería buena idea para retomar hábitos de salud.

Te puede interesar: ¿CÓMO ESTAMOS EN SOBREPESO Y OBESIDAD?