Durante 2018, en la mitad del territorio mexicano creció la epidemia de violencia brutal contra las mujeres, delito el cual se presumen dos principales culpables: la delincuencia organizada y la violencia doméstica.

feminicidios_quintanaroo