El Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi) reveló que en mayo el trabajo informal creció en México 4.1 puntos porcentuales respecto a abril alcanzando el 51.8%.

A través de una encuesta telefónica sobre empleo (ETOE) que realizó Inegi en abril, explicó que el despido masivo de trabajos formales e informales llevó a que 12 millones de personas no tuvieran ingresos, cifra que se mantuvo similar en mayo.

En mayo, la ETOE reportó que “la Tasa de Participación Económica fue de 47.4% a la población de 15 años y más”.

Según expertos y organismos internacionales, el aumento del empleo informal llegó a 22.6 millones de personas de América Latina, la cual es la segunda mayor economía, tiene una población de casi 125 millones de habitantes y cuya economía podría caer al 10%.

Las labores económicas no esenciales y el confinamiento de la población provocaron la destrucción de más de un millón de empleos formales en el país.