En Tokio 2020, hemos visto el accionar de los deportistas que hacen vibrar a los espectadores con sus hazañas; estos son los atletas que han dejado huella en la historia durante estos Juegos Olímpicos.

Durante la edición XXXII de la máxima justa hemos visto lágrimas, derrotas, triunfos y hasta nuevos récords olímpicos impuestos.

Sin embargo, hay personajes, qué con su actuación impresionaron en disciplinas como atletismo, natación, gimnasia, entre otros.

Escenas de compañerismo, frustración, compasión y creatividad han quedado dentro del anecdotario de esta edición olímpica.

Atletas que hicieron la diferencia

Estos son los atletas que nos sorprendieron, no por sus habilidades deportistas, sino por su gran corazón y humanismo.

Tom Daley

El clavadista británico robó cámaras no solo por llevarse la medalla de oro junto a su compañero Matty Lee en la plataforma de 10 metros sincronizado, sino por tejer en las gradas del Centro Acuático de Tokio mientras se disputaba la final de trampolín de 3 metros .

El atleta, de 27 años, se ha convertido en una de las figuras más seguidas durante la justa veraniega luego de declararse abiertamente gay y activista de la comunidad LGTB+.

Daley tiene una cuenta de Instagram, en la que muestra algunas de sus creaciones.

Yusra Mardini

La nadadora siria, que ha competido en Tokio, salvó a 20 refugiados de ahogarse en las aguas del mar Egeo; tardó tres horas en llegar a tierra firme.

En el año 2015, cuando tenía 17 años, la atleta olímpica y su hermana Sarah huyeron de Siria a través del Mar Egeo a bordo de una embarcación.

Pero la balsa se detuvo, comenzó a hundirse debido al peso y los refugiados no sabían nadar.

Las hermanas sujetaron con una mano la cuerda que estaba atada a la embarcación mientras nadaban sin cesar.

Su heroica hazaña le permitió nadar por todos los refugiados del mundo en dos Juegos Olímpicos, Río de Janeiro 2016 y Tokio 2020.

Pese a los esfuerzos, Mardini no logró una medalla en la prueba de 100 metros de mariposa y quedó en el tercer lugar de su hit eliminatorio.

Anna Kiesenhofer

La ciclista austriaca sorprendió en la prueba femenina de ciclismo en ruta sobre suelo nipón tras proclamarse campeona olímpica en la prueba.

Kiesenhofer, de 1,65 metros, completamente amateur y sin equipo desde 2017, obtuvo la primera medalla dorada en ciclismo para Austria.

Además de ciclista también tiene una maestría y un doctorado en matemáticas.

Un salto inolvidable: Pamela Ware

La clavadista canadiense y quien fuese rival directa de la mexicana Aranza Vázquez en el trampolín de 3 metros, quedó fuera de la final debido a un error durante el último salto.

Ware ejecutó un clavado con calificación nula, es decir, fue calificada con cero, costándole el boleto a la pelea por la medalla.

La olímpica de 28 años intentó un salto en retroceso de una y media vuelta, combinado con tres giros y medio.

Pero perdió la fuerza durante el arranque y cayó a la fosa vertical, sin realizar acrobacia alguna.

Disciplinas con final feliz

Ma Jin

De origen chino, es entrenadora de clavados de los atletas de nuestro país, pues ha tenido como pupilos a Rommel Pacheco, Paola Espinoza, Jahir Ocampo, entre otros.

La entrenadora china dejó a su país en busca de llevar su conocimiento, técnicas y disciplina a la fosa de clavados de México.

Llegó en 2003 a la Ciudad de México, pero el compromiso y cariño de sus alumnos la hizo quedarse hasta la fecha.

Gianmarco Tamberi y Mutaz Essa Barshim

Después de una reñida participación, el saltador italiano Tamberi y el catarí Barshim causaron sensación en el Estadio Olímpico de Tokio tras proclamarse campeones de Salto de Altura en la rama varonil.

Ambos deportista alcanzaron una altura de 2.37 metros, por lo que existía la posibilidad de volver a saltar para conseguir un primero y segundo lugar.

Un juez se les acercó para preguntar si tenían deseos de volver a realizar la prueba o preferían compartir el podio, los atletas solo se miraron, se abrazaron y decidieron subir al primer sitio.

Momiji Nishiya y Rayssa Leal

El skate hizo historia en estos Juegos Olímpicos al celebrarse su primera competición olímpica femenina, pero también dejó en el podio a las deportistas más jóvenes de la disciplina.

Momiji Nishiya y la brasileña Rayssa Leal, ambas  de 13 años de edad, ganaron las medallas de oro y plata respectivamente en la primera competencia de skateboarding.

La medalla de bronce se la llevó Nakayama Funa, también de Japón y de 16 años.

Sin duda, los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 marcaron la vida de los atletas, quiénes a pesar de no haber conseguido una presea para su nación, se llevan grandes enseñanzas.

¿Qué te ha sorprendido más de estos Juegos Olímpicos?

Te recomendamos: Sky Brown, la atleta más joven de Tokio 2021