Cozumel.- Un triatleta brasileño falleció de un paro cardiaco previo al inicio de la competencia Mazda Ironman Cozumel 2019, que se desarrolló en la Marina Fonatur de esta ciudad.

Cerca de las 7:40 de la mañana, Paulo Pereyra fue sorprendido por un paro cardiaco tras adentrarse en el mar, por lo que tuvo que ser traslado de manera urgente por paramédicos de una clínica privada que se encontraban en el lugar, sin embargo falleció horas más tarde en el hospital donde estaba siendo atendido.
De acuerdo a la página oficial del Mazda Ironman, el difunto se encontraba inscrito dentro de la categoría 40-44 años de edad, apareciendo como No terminó, por lo que surgió incertidumbre por dicha situación.
Posteriormente,  el equipo de organización de la competencia confirmó a través de un comunicado el fallecimiento de un participante del Ironman Cozumel.
Detalló que el atleta requirió atención médica durante la fase de natación del evento y fue trasladado a un hospital cercano donde fue atendido.
“Nos unimos a la pena de los familiares y amigos del atleta y continuaremos ofreciéndoles apoyo en estos difíciles momentos. El bienestar de nuestros atletas es siempre prioridad por lo que continuamos trabajando en conjunto con las autoridades para proporcionar un ambiente seguro para todos los competidores”, concluyó.