El día domingo 7 de julio Edgar Hernández fue atacado por un tiburón y casi pierde la pierna.

Todo sucedió en Cabo Catoche, donde se presume que cerca de este y otros pescadores, una embarcación tasajeaba mantarrayas, mismo factor que atrajo al tiburón para el fatal destino. Gracias a la oportuna intervención de los compañeros de Edgar, pudo ser salvado, actualmente se encuentra en Playa del Carmen donde es atenido a fin de no perder su extremidad.

Es poco común que estos casos con tiburones sucedan, sin embargo los diversos factores determinar el ataque, con lo cual nuevamente podría mencionarse como un caso aislado.