Cozumel.- En la isla de Cozumel se fundó la asociación civil Manejo de Recursos Naturales Isla Cozumel, que tiene el objetivo de monitorear las especies invasoras que han sido introducidas por el hombre, lo que las ha convertido en una grave amenaza para la flora y fauna endémica de la isla.

El impacto de las especies invasoras se está agravando en Cozumel, según señaló a Mar de Fondo el fundador y director de proyectos de la agrupación Manejos de Recursos Naturales Isla Cozumel A.C, Juan Carlos Uh Moo ya que se han multiplicado desde su llegada a esta isla del Mar Caribe, entre las que se encuentran el venado de cola blanca, cerdos vietnamitas, la boa, el pez león, tigrillos y algas marinas.

En este sentido, Cozumel cuenta con una superficie de hasta el 90 por ciento con vegetación y mar lo que refleja en una aptitud para la conservación de sus especies endémicas, sin embargo mediante el monitoreo realizado por cámaras trampa ha sido posible detectar, en los últimos años la existencia de alrededor de 30 tipos de animales invasores que habitan dentro del ecosistema de Cozumel, lo que representa desventajas para la conservación de las especies.

Las cámaras fueron colocadas en puntos clave en la zona de tránsito de animales, con lo que han llegado a concluir su primera etapa de monitoreo en distintos puntos de la isla, donde se han avistado venados, armadillos, boas, martuchas, tigrillos y cerdos vietnamitas; todas son especies que no pertenecen al habitat insular, aunque existen muchas otras de las que aún no se tiene conocimiento del impacto que provocan en la cadena ecológica.

En específico, alrededor de cinco personas colaboran con actividades para controlar mano a mano especies invasoras, las cuales se caracterizan por desplazar a la fauna nativa, con el sustento en este trabajo, se definieron zonas prioritarias para conservar ecosistemas como manglares, cenotes, selva mediana y baja que, además, protegerían un alto número de especies de plantas y animales.

Uh Moo advirtió que las especies invasoras se reproducen en grandes números generando impacto para la biodiversidad, los ecosistemas y el bienestar humano, a tal grado de no temer acercarse a las residencias de los habitantes de la ínsula.

“Algunas de ellas crecen de manera descontrolada compitiendo con las especies nativas, causando daños en el ecosistema”, señaló el experto, por lo que se necesita el apoyo de la sociedad para la prevención de introducción de especies exóticas e invasoras a Cozumel.