La UNESCO dio a conocer que los asesinatos de periodistas han aumentado un 18% entre 2014 y 2018 en comparación con el quinquenio anterior.