Bing Liu, un investigador en Estados Unidos que estaba realizando un estudio sobre el COVID-19, fue asesinado el pasado fin de semana.

Lui trabajaba como investigador y profesor asistente en la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh, en el departamento de biología computacional y de sistemas. De acuerdo con la institución el investigador estaba realizando un estudio que podría haber llegado a tener descubrimientos significativos, ya que a través de este estudio buscaba comprender los mecanismos celulares que subyacen a la infección por SARS-COV-2 y la base celular de sus complicaciones.

La policía ha negado que el asesinato del investigador se deba a sus investigaciones y han afirmado que este lamentable hecho fue resultado de una discusión o pelea.

Por su parte, la Universidad de Pittsburgh seguirá adelante con el trabajo del investigador, en homenaje a su gran carrera científica.

Te recomendamos: Oxford tiene éxito en vacuna contra COVID-19