Es la primera vez que un líder ecologista es asesinado en el estado de Tabasco como consecuencia de su lucha en favor del medio ambiente, siendo que en México en la última década han sido asesinados 125 ambientalistas, de acuerdo con cifras de Global Witness.

José Luis Álvarez, de 64 años, ecologista y defensor del santuario del mono saraguato en el suroriental estado de Tabasco, fue hallado muerto este lunes con cinco disparos cerca del ejido Calatraba, municipio de Palenque, en el suroriental estado de Chiapas.

Además de la defensa y protección del santuario, Álvarez había denunciado recientemente la extracción ilegal de arena y material pétreo en el río Usumacinta.

Al respecto del crimen, Efe Miguel Pérez, presidente de las Unidades de Manejo Ambiental (Uma) de Tabasco afirma: “reprobamos este cobarde asesinato, exigimos justicia, que protejan a su familia y otros dos defensores más que fueron amenazados”.

Asimismo, Pérez confirmó que el protector de los primates ya había pedido protección a las autoridades por las amenazas de muerte recibidas, sin embargo nunca la recibió.