Aunque Quintana Roo regresó a semáforo amarillo esta semana, la curva de casos positivos de COVID-19 continúa en ascenso.

La estadística de la Secretaría de Salud federal (SSA) indica que en febrero se sumaron casi mil pacientes, es decir, casi 20 mil.

El registro indica que hasta el 1 de febrero había un acumulado de 18 mil 992, mientras que el último corte es de 19 mil 954 pacientes.

La gráfica que se genera de manera diaria, revela que pese a que el número de casos positivos diarios disminuyó, en general se sigue en ascenso.

Esto podría provocar otro retroceso en el semáforo epidemiológico, que depende del número de pacientes y de la ocupación hospitalaria.

Te puede interesar: MEXICANOS TRABAJAN EN FÁRMACO QUE IMPIDA INGRESO DEL COVID-19 AL CUERPO

“Más que números son personas, son hermanos, hijos, madres, padres que se juegan la vida y que nos debe servir de ejemplo a todas y a todos para cuidarnos más”, dijo Carlos Joaquín, gobernador del estado al respecto durante su conferencia del martes.

Exhortan a continuar con hábitos

Debido al riesgo que existe de volver a tener un aumento desmedido de contagios, las autoridades estatales piden continuar con las medidas de prevención.

Un aspecto que ha preocupado es la notificación de muchas personas que por segunda vez desarrollan la enfermedad.

Según las autoridades, esto indica que puede haber un relajamiento en las medidas sanitarias, como el uso de cubrebocas e higiene de manos.

“El que nos haya dado ya una vez no hace que ya no seamos aptos para tener o que nos podamos contagiar, por eso hay que tener un gran cuidado de nuestra salud”, dijo el gobernador.

Asimismo, recalcó que el inicio de la aplicación de vacunas a la población en general tampoco significa bajar la guardia, ya que no garantiza el fin de la pandemia.

La pandemia aún no termina

En este aspecto, estudios científicos han señalado que las vacunas tienen un porcentaje de protección, que se obtiene 15 días después de terminar el esquema.

Por lo que una persona que recibió recientemente la primera dosis, puede contagiarse y desarrollar COVID-19.

Además, para obtener la esperada “inmunidad de rebaño” es necesario que el 80% de la población en general esté vacunada.

¿Consideras que las medidas de prevención son adecuadas, las cambiarías?

Te puede interesar: Q. ROO HA APLICADO 78% DE SUS VACUNAS COVID-19 PARA ADULTOS MAYORES