José María Morelos.- Doña Celia Arline Castillo Ix es una de tantas artesas de la zona maya que se han tenido que adaptar a la contingencia del coronavirus para que sus ingresos no dejen de fluir, pues realizar cubrebocas artesanales de hilo contado la ha sacado de apuros.

Con más de 20 años realizando bordados y debido a la cuarentena, hizo que los cubrebocas que se usan a diario sean una alternativa para seguir bordando, tanto para distraerse, como ganarse unos pesos.

Doña Celia comenta que los dibujos que plasma en ellos los adquiere de una página digital de artesanas a la cual pertenece y a medida que van pasando los días realiza diferentes, o si alguien quiere un dibujo en especial también lo realiza.

Explicó que estas prendas tienen las medidas sanitarias pertinentes, ya que les coloca tres capaz de tela para que sean seguros al momento de usarlos y no haya algún problema con las personas.

Actualmente la red social Facebook le ha servido para promocionar sus prendas y hasta el momento continúa teniendo aceptación y mucha gente le sigue encargando.

Cada cubrebocas, si le pone empeñó, lo culmina hasta en un día y tienen un valor de 50 pesos, pues en la zona maya no puede venderlos a mayor costo porque no es redituable.

Doña Celia lamenta la falta de apoyo por parte de las autoridades y ella misma se las ha ingeniado para generar sus ingresos.

Finalizó diciendo que si desean localizarla para algún pedido la pueden encontrar en su página de Facebook “Celia Arline” o en su número telefónico 997 977 7193.