La Cámara de Diputados aprobó modificar la Ley General de Bienes Nacionales a fin de que sea libre el acceso y tránsito en las playas. Fueron 406 votos a favor, siete en contra y 20 abstenciones.

Quedó establecido que el acceso a las playas marítimas y la zona federal marítima terrestre contigua a ellas no podrá restringirse, ser obstaculizado ni condicionado, a excepción de los casos establecidos en el reglamento.

En caso de que no existan vías públicas de acceso, los propietarios de los terrenos colindantes a la zona marítimo terrestre deberán permitir el libre acceso.

El dictamen establece que la multa será de entre tres mil y 12 mil veces la Unidad de Medida y Actualización vigente al momento de la sanción, y se aplicará a quienes “por cualquier medio impidan, inhiban, restrinjan, obstaculicen y condicionen el acceso”.