Con el fin de evitar al máximo el despido de trabajadores por contingencia sanitaria, la Secretaría de Finanzas y Planeación estableció que la declaración y pagos de impuestos de marzo, abril y mayo podrá realizarse en los meses de octubre, noviembre y diciembre de este año.

De acuerdo con el comunicado, la medida aplica para el Impuesto Sobre Nóminas, Impuesto al Hospedaje, Impuesto al Libre Ejercicio de Profesionales y el Impuesto Sobre Extracción de Materia del Suelo y Subsuelo.

Para los contribuyentes que deseen presentar en tiempo y forma las declaraciones y el pago de los impuestos mencionados, correspondientes a marzo, abril y junio, tendrán un descuento de subsidio del 20%.

Los beneficios aplicarán para quienes se encuentren al corriente con el cumplimiento de sus obligaciones fiscales, según el acuerdo firmado por el títular de Sefiplan, Yohanet Torres Muñoz, las empresas tendrán que cumplir con dos requisitos para que puedan acceder a los beneficios autorizaods por el Gobierno del Estado:

  • Conservar, cuando menos, el mismo número de empleados promedio declarados ante la autoridad fiscal en los meses de marzo, abril y mayo del año pasado.
  • Suscribir una carta compromiso ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social del estado.