El origen del taco gobernador es un claro ejemplo de que “cuando las cosas no se planean, salen mejor”, sino habrá que preguntarle al chef del restaurante Los Arcos, lugar donde nació uno de los tacos de mariscos más populares. 

Todo empezó una tarde de 1986 en el puerto de Mazatlán, Sinaloa, en ese entonces Francisco Labastida Ochoa contendia a la gobernatura del estado de los once ríos. 

Tras el cierre de su campaña, su comitiva organizó una comida en Los Arcos, por lo que el dueño, Eduardo Armando Angulo Salomón, corrió a la cocina a encomendar al chef un taco especial. 

Te podría interesar: 6 DICHOS MEXICANOS QUE SE RELACIONAN CON NUESTRO AMOR A LA COMIDA

Aunque algunas versiones dicen que el platillo fue planeado y otras que el jefe de la cocina trabajó con lo que encontró en ese momento en la despensa, la única verdad es que el resultado fue totalmente delicioso.

Un taco preparado a la plancha con tortilla de maíz, camarones acitronados, acompañados de rajas de chile poblano y cubiertos con una capa de queso manchego gratinado… un rotundo éxito que ha sido imitado en todo el mundo. 

Tal creación merecía un nombre especial, por lo que decidieron dejar tal labor en manos de su invitado de honor, quien aludiendo a sus aspiraciones políticas, decidió nombrarlo, taco gobernador

¿Quieres aprender a prepararlos? Sigue el paso a paso.

Taco gobernador

Ingredientes

  • 3 cucharadas de aceite.
  • 200 gramos de cebolla fileteada. 
  • 1 diente de ajo picado finamente.
  • ½ chile poblano asado y cortado en tiras.
  • ½ rama de apio picado.
  • 500 gramos de camarones pelados, sin cabeza, sin vena, con cola, sal y pimienta al gusto.
  • 9 tortillas de maíz.
  • 300 gramos de queso manchego rallado.
  • Limón al gusto.

Preparación

Lo primero que tendrás que hacer es sofreír la cebolla y el ajo, para después agregar las tiras de chile poblano. 

Tras cinco minutos al fuego, se incorporan los camarones y se dejan en la sartén hasta que cambien de color, no sin antes sazonar con sal y pimienta al gusto. 

Mientras tanto, coloca las tortillas de maíz en un comal y cuando estén calientes coloca encima una capa de queso manchego rallado para que se derrita y sobre este se coloquen los camarones. 

Por último, un toque de limón y la salsa de mesa que elijas para acompañar esta delicia.

¡Esta receta es perfecta para una tarde de fin de semana entre familia y amigos!

¿Se te antojó?

Te podría interesar: APRENDE A PREPARAR CAFÉ DE OLLA EN TRES SENCILLOS PASOS