En medio de la crisis económica que atraviesa el mundo, Estados Unidos decidió volver a iniciar conflicto comercial con China, por lo que parece ser que ahora las cosas sí van en serio.

Aunque muchas naciones planean mantenerse al margen como el año pasado, algunas administraciones apostarán en esta ocasión.

De acuerdo con Reuters, el gobierno de México, encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, podría estar a favor de Estados Unidos en esta guerra comercial, por lo que de acuerdo con la perspectiva del mandatario, esta batalla nacional podría servir para atraer inversión extranjera y empleos.

Incluso algunos líderes de negocios en México esperan que el conflicto entre China y Estados Unidos provoque una mayor inversión interna dentro de Norteamérica. Además la firma del T-MEC (Estados Unidos-México-Canadá), la cual espera entrar en vigor el próximo 1 de julio, se beneficie.

A pesar de que la nación asiática es la “fábrica del mundo”, según el presidente de México, las bajas expectativas de crecimiento de China, son una buena oportunidad para beneficiar al país: re-direccionar las inversiones que habrían ido a Pekín y atraerlas hacia México.

Aunque también se deben considerar ciertos aspectos como que México tiene una perspectiva de crecimiento aún peor que China.

Pese a que es incierto cuánto durará esta ventaja (debido al carácter de Trump) AMLO debe conseguir un proyecto de inversión a largo plazo y es ahí donde debe apuntar a considerar un futuro prometedor.

Otras consecuencias del conflicto a nivel marca y en el que el panorama se vuelve todavía más interesante, es cómo las marcas de tecnologías, Huawei y Apple, serían las más afectadas. Mientras que para Samsung y otras empresas asiáticas como Luckin Coffee el riesgo es similar.

A medida que las economías se preparan para reabrir nuevamente después de meses de bloqueo para detener la propagación del virus, la recuperación está viéndose afectada por las tensiones políticas, ya que algunos países han culpado a China por manejar mal el brote del virus y algunas naciones están pidiendo una compensación por el impacto paralizante en sus economías, y otras piden una investigación para saber si se pudo haber evitado la extensión del brote en el mundo.

¿Crees que México pueda beneficiarse de este conflicto?