La angustia psicológica, la ansiedad y depresión prevalecen entre hombres y mujeres un año después de la pandemia de COVID-19 y mucho más allá de los períodos iniciales del confinamiento.

En entrevista para Mar de Fondo, la psicóloga Norma Angélica González Martínez, del Centro Integral de Atención a las Mujeres (CIAM) Cancún, explicó que las emociones pueden convertirse en ansiedad y depresión cuando los sentimientos negativos no desaparecen después de un corto período de tiempo.

Esto se genera a raíz de un desequilibrio en nuestro sistema límbico, el cual deja de producir equitativamente las hormonas que generan la felicidad y satisfacción.

Día de la prevención del suicidio, cómo nacen los pensamientos suicidas?

Te puede interesar: La pandemia orilla al suicidio a menores de edad

Si bien detectar un cuadro de ansiedad no es complejo, reconocer que se tiene y buscar ayuda para resolverlo es lo difícil, señaló la experta.

En el caso de la depresión, por ejemplo, suelen presentarse sentimientos negativos de manera constante, además de tristeza, apatía, irritabilidad.

Mientras que los cuadros de ansiedad se relacionan comúnmente con sentimientos de preocupación, una falsa certeza del futuro o miedo de lo que venga.

Ambas, explicó la especialista, pueden desencadenar pensamientos suicidas, los cuales se caracterizan por una pérdida de la realidad y ganas de vivir la vida.

¿Qué hacer con la ansiedad y depresión?

La especialista subrayó la necesidad de una evaluación periódica de la salud mental por parte de los profesionales de la salud.

Pero en caso de no poder acceder a ella, la meditación consciente puede ayudar a las personas que se sienten estresadas.

Una técnica que recomendó implica el uso de los cinco sentidos para identificar las cosas que puede ver, oír, saborear, oler, tocar y luego algo por lo que esté agradecido.

También es importante participar en actividades que se solían disfrutar antes de sentir angustia y dedicar tiempo para el cuidado personal, dijo Angélica.

Algunos ejemplos de cuidado personal incluyen llevar un diario, caminar con un amigo o ver un programa de televisión favorito, explicó.

Si alguien continúa luchando con su salud mental, la psicóloga recomendó que busque apoyo profesional, como asesoramiento.

Para saber más: Tentativa de suicidios incrementa 33% en adolescentes