La rifa del avión presidencial va muy en serio, así lo informó el presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado 4 de febrero.

El mandatario dijo que el avión no se ha podido vender debido a su extravagancia y que, de no concretar su venta en tres días se tendrá que rifar, además de que ya está en pláticas con empresarios para que lo ayuden a colocar cuatro millones de ‘cachitos’.

Ya sabemos que de llevarse a cabo esta rifa, el ganador no resultaría tan afortunado, dado que los gastos para mantener la aeronave son elevadísimos y las autoridades están conscientes; es por eso que el ganador recibirá como apoyo un año de mantenimiento y estancia.

¿Listos para comprar sus ‘cachitos’?