Después del atentado en contra del secretario de Seguridad Ciudadana de la CDMX, Omar García Harfuch, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, declaró que su administración seguirá trabajando en una estrategia de paz y tranquilidad y que no se realizará ningún acuerdo con el crimen organizado.

El mandatario federal expresó que, como todos los seres humanos, es normal sentir miedo, pero que no se dejará amedrentar.

Recalcó mediante un videomensaje que la estrategia de su gobierno no declarará la guerra, se actuará para evitar atentados, pero no se violarán los derechos humanos, ni se permitirán masacres.

“No vamos a hacer ningún acuerdo con la delincuencia organizada, como era antes. Hay una frontera, un límite (…) Una cosa es la autoridad y otra la delincuencia. Ojalá esto se entienda” declaró el presidente.

¿Qué opinas?

 

Te podría interesar: ¿LA SEDENA YA NO PUEDE MÁS? EL EJÉRCITO RECONOCE QUE SE HA DESGASTADO