Los adultos mayores que trabajen en el sector público o privado se van a su casa con sueldo y prestaciones ante la epidemia del coronavirus, así lo decretó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El mandatario federal comunicó que Carlos Slim se comprometió a no despedir a ninguno de sus trabajadores que deseen quedarse en casa para frenar el brote del coronavirus.

El decreto contempla otorgar a los adultos mayores el permiso de ausentarse de sus labores y puedan permanecer en sus hogares durante la contingencia contando con un sueldo seguro y las debidas prestaciones.

Asimismo, exhortó a los empresarios a solidarizarse con este sector de la sociedad tan vulnerable.