Andrés Manuel López Obrador señala como grave que se utilicen los programas sociales que impulsa su gobierno con fines electorales en las entidades con comicios ordinarios a celebrarse el 2 de junio en los estados de Aguascalientes, Baja California, Durango, Quintana Roo y Tamaulipas, además del proceso extraordinario de Puebla.

Afirmó que la actual ley electoral prohíbe el fraude electoral en cualquiera de sus expresiones: compra de voto, entrega de migajas o dádivas a cambio de los votos, utilización del presupuesto para favorecer a partidos o a candidatos, reiterando que “no hay impunidad, cero impunidad sea quien sea”.