A través de este recurso financiero, con apoyo de tres bancos internacionales, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, busca aliviar la carga tributaria de la empresa y reducir la deuda en forma gradual.

El acuerdo con los bancos HSBC, JP Morgan y Mizuho Securities, Petróleos Mexicanos (Pemex) dispondrá de hasta 8 mil millones de dólares para refinanciar parte de la deuda de la empresa y revertir el incremento drástico que tuvo en el sexenio pasado.

Este fondo está pactado a tres años, pero ahora se extiende a un plazo de cinco años, para que la empresa pueda disponer de esos recursos.