Por segunda vez en la administración de López Obrador, se ha señalado a él mismo como objetivo de amenaza por parte del Cártel Santa Rosa de Lima; sin embargo, estos mensajes no escarmientan al Presidente, pues ha declarado que no darán paso atrás y tampoco cambiará su seguridad para reforzarlo, al menos no por este tema.

De igual forma, pide disculpas por el comportamiento suyo y de su gabinete, pero la razón es que están modificando al país, alejándolo de la corrupción de la impunidad, trabajo que no cesará.