La construcción de tres nuevos hoteles en Cancún amenaza al medio ambiente. Los trabajos ya han comenzado en un área de selva de la sección A de la Zona Hotelera y acumula 150 impactos ambientales negativos.

El proyecto es desarrollado por Grupo Palace Resorts, contará con mil 356 habitaciones y una inversión de 280 millones de dólares.

Construcción representan una amenaza al medio ambiente

A pesar de que grupos ambientalistas trataron de impedir que la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) autorizara la construcción del Hotel 15-15 hace tres años, este fue autorizado. Actualmente el sitio únicamente se encuentra desmontado y se han construido cimientos.

Sin embargo, se ha dado a conocer que en terrenos colindantes se pretende construir tres hoteles más. Grupo Placa Resorts ha presentado solicitudes ante la Semarnat para la obtención de una autorización de impacto ambiental.

Por medio de la razón social Corporación Chada S.A de C.V. se pretende construir mil 356 habitaciones en una zona de manglar, selva abundante y donde habitan especies protegidas.

El primero, Hotel 15-16 comprende una superficie de 2.4 hectáreas; el Hotel 15-17, para su construcción necesitará de 2.6 hectáreas y el Hotel 15-19 reclama una superficie de 3.9 hectáreas. Los tres complejos comprenden 10 años como máximo para finalización de sus obras.

Te podría interesar: SEMBRANDO VIDA PROVOCA LA TALA DE MILES DE ÁRBOLES EN QUINTANA ROO

Otras reglas que se romperían con la construcción

De acuerdo con el Plan de Desarrollo Urbano de Cancún, el límite permitido para la altura de uso de suelo turístico-residencial es de 20 metros. De permitirse su construcción y al tratarse de edificaciones de 12 niveles, éstos estarían violando el plan. No obstante (ojo aquí), el Plan de Desarrollo Urbano Municipal indica que la altura podrá modificarse una vez que se hayan cumplido con los permisos que otorga la Aeronáutica Civil.

Mientras que respecto a la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), la edificación de cada uno de los complejos comprende 64 impactos positivos, es decir, 192 impactos en total. De todos ellos al menos 150 son irreversibles.

Además, se generará residuos peligrosos procedentes de las actividades de mantenimiento de las instalaciones. También gases contaminantes por el uso de calderas y bombas.  

Por su parte y mientras la Semarnat tiene el proyecto en etapa de evaluación, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) ha manifestado que la capacidad para la construcción de complejos ha llegado a su límite.

Trabajadores de la zona han dicho que en el lugar existe una gran cantidad de fauna nativa como cocodrilos, serpientes, cangrejos y especies de flora protegidas por la NOM-059-Semarnat.

De permitirse la construcción de los tres hoteles se estaría poniendo en grave riesgo al medio ambientes, se estaría quitando el poco hábitat que le queda a las especies y se estaría dando origen a un ecocidio.

¿Qué opinas?

Te podría interesar: CONSTRUCCIÓN DE ZONAS HABITACIONALES ACABA CON LA SELVA EN PLAYA DEL CARMEN