José María Morelos.- Los traslados en ambulancia de pacientes por el virus del Sars-Cov-2 por parte de la Secretaría de Salud a otros municipios del estado, cada vez se vuelven más propensos a morir en algún accidente que por la enfermedad, dado que las unidades -específicamente los neumáticos- están a punto de estallar.

Una manifestación anónima a este medio de comunicación, para evitar represalias, dijo “sobre los vehículos del hospital es que la neta tenemos en mal estado las llantas y ya se nos reventaron dos y pinchado una más, están en pésimas condiciones, tienen más de dos años no les  cambian y estamos jugando con la vida de todos los que van en las unidades, según se solicitó a Chetumal pero hacen caso omiso, ya hasta se han pasado de salir los vehículos de la carretera en las temporadas de lluvia”.

En un recorrido realizado en el perímetro del hospital se pudo constatar el mal estado en el que se encuentran las llantas de casi  todos los vehículos de traslado, lo que sin duda representa un verdadero peligro para los conductores, enfermeras, ayudantes y los mismos pacientes que prácticamente están en un ataúd rodante con el riesgo que esto implica.

El hospital de José María Morelos sigue presentando todo tipo de carencias sin que las autoridades de salud tomen cartas en el asunto, al parecer la Secretaría de Salud estatal que encabeza Alejandra  Aguirre Crespo no ha mirado a la zona maya para observar las múltiples carencias que por años han manifiestado, tanto ciudadanos como personal médico.