A pesar de las denuncias que ambientalistas han interpuesto ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) por los trabajos de dragado de arena y relleno de playa frente al desarrollo Puerto Cancún con el propósito de ensanchar la playa, estos se siguen realizando.

El dragado de los arenales se está realizando un kilómetro mar adentro, con maquinaria pesada y la arena es transportada por bandas hasta la playa, en la que -con el fin de contener la fuerza de las olas- se han colocado estructuras de concreto en el mar.

Los ambientalistas exponen que la extracción de la arena para ensanchar la playa y duna costera afecta directamente al coral de los arrecifes cercanos, la liberación de sedimentos les impide alimentarse y reproducirse adecuadamente.

La Manifestación de Impacto Ambiental del proyecto contempla la modificación de la playa para la construcción de cuatro arrecifes artificiales de 75 metros, uno de 45 metros y otro de 100 metros, mismo que necesita de la arena que se está extrayendo, sin importar los daños al medio ambiente que esta acción pueda provocar.

¿Qué opinas?

 

Te podría interesar: PESE A SELLOS DE SUSPENSIÓN, CONTINÚA PROYECTO HOTELERO EN ÁREA COLINDANTE AL SANTUARIO DE LA TORTUGA EN CHEMUYIL