Para los atletas, “el dolor es parte del éxito”, sin embargo para Alexa Moreno, originaria de Baja California, ha representado adversidades, más no obstáculos que con una pirueta o salto firme no pueda superar.

Las burlas que ha recibido en torno a su complexión física, si bien fueron un factor que la obligaron a retirarse temporalmente de las barras asimétricas o el caballo en 2016, pero el breve descanso le provocó una decepción y causó una falta de sentir esa pasión por la gimnasia que surgió en ella desde los tres años.

Hoy en día, le ha tomado otros 19 años en aprender y perfeccionar su técnica hasta colgarse orgullosamente diversas medallas en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, así como en los Panamericanos en 2011, colocando a México en el podio a grandes leyendas de esta disciplina a nivel mundial.

Fue precisamente en noviembre del 2018, que Moreno se colgó el bronce en el Campeonato Mundial de Gimnasia Artística de Doha, Catar, siendo esta la primera medalla mundial femenil para México en la categoría de salto de caballo. Una acrobacia histórica para el país.

“No sé si lo soy, pero espero ser una buena fuente de inspiración y motivación”, declaró Moreno en alguna entrevista. Son pocos atletas que han recibido bullying en este ámbito, sin embargo a Alexa Moreno ha sido calificada como “gorda” para su carrera deportiva.

Palabras y críticas que la han llevado hasta el suelo, pero que con el apoyo de su entrenador, Alfredo Hueto, su fuerza de voluntad ha sobresalido en las competencias, recordándonos que las justas que enfrentemos en la vida siempre deben hacerse con la frente en alto y pisando fuerte.