La descarga de aguas residuales en Bacalar debe detenerse si las autoridades quieren que la Laguna del municipio recupere su esplendor.

Alejandro López Tamayo, director de Centinelas del Agua, explicó que las aguas residuales contienen nutrientes como fosfato, nitritos, nitratos y nitrógeno amoniacal.

Cuando estos nutrientes entran en contacto con cuerpos de agua como lagunas “favorecen el florecimiento de micro algas que a su vez dan paso a un color verdoso”.

Aguas residuales en Bacalar se llevan los colores

Es por ello que “hasta que no desciendan las concentraciones de estos nutrientes, posiblemente no se va a estar recuperando los colores previos”.

Te puede interesar: CONTAMINACIÓN POR HECES DISMINUYE EN LA LAGUNA DE BACALAR

Explicó que a este proceso de sobrecarga de nutrientes se le conoce como eutrofización que no es más que una excesiva carga de nutrientes.

Asimismo, precisó que la descarga de aguas residuales en Bacalar no solo han afectado los colores de la Laguna, sino otra serie de factores.

Entre ellos está el exterminio del “caracol chivita” o la interrupción de la formación de estromatolitos, unas estructuras rocosas que datan de hace millones de años.

Pero eso no es todo, pues la gran cantidad de nutrientes en las aguas de la Laguna podrían a la larga volver dañino el espacio.

“A esta Laguna se le da un uso recreativo, entonces por ahí hay que estar pendientes de ciertos parámetros que llegan a ser patógenos en la salud humana”, contó.

Entre estas están las coliformes totales, fecales, Escherichia coli y enterococos, los cuales suelen encontrarse en aguas residuales.

Limpieza de Bacalar debe ser cuidadosa

Sobre los trabajos para recuperar los colores de Bacalar, el director de Centinelas del Agua explicó que no hay una solución mágica.

Y que incluso las iniciativas que hay para limpiar el lago desde los sedimentos, podrían resultar contraproducente porque los nutrientes antes mencionados suelen concentrarse ahí.

“Si los empiezas a mover liberas de nueva cuenta estos nutrientes y pues en un efecto contraproducente porque van a mantenerse cuando ya estaban, a lo mejor, retenidos en el sedimento y no causaban afectación a la columna de agua”, explicó.

Por ello se debe analizar una estrategia a largo plazo para evitar un caso como el de la Laguna Bojórquez, en Cancún, la cual lleva ya más de 30 años sin recuperar sus colores.

¿Crees que este sea el fin del principal atractivo turístico de Bacalar?

Te puede interesar: LOS 7 COLORES DE LA LAGUNA DE BACALAR VOLVERÁN HASTA FIN DE 2021