En Quintana Roo hay unas 500 mil hectáreas de sorgo, habanero, maíz, calabaza y frijol, sin embargo las sequías en la entidad han afectado, no solo al ganado sino que también ha comenzado a generar pérdidas al sector agricultor.

Agricultores lamentan no tener el apoyo por parte de las autoridades federales, estatales y municipales, ya que no hay recursos directos al productor ni programas que apoyen las cosechas y de seguir así la situación, productos como la naranja, el limón, la papaya, la caña de azúcar y la piña, encarecerán, debido a la pérdida de cultivo.

“Hay cultivo que ya no se recuperará ni aunque llueva”, afirmó Antonio Delgado, líder de productores de calabaza chihua en el estado.