Millones de niñas no están a salvo ni en su hogar, pues gran parte de las agresiones sexuales vienen de algún familiar.