El cierre generalizado de las fronteras aéreas para el tránsito de pasajeros nacionales y extranjeros ha llevado a la industria aérea a una crisis económica, y con ello la quiebra en algunas aerolíneas.

La industria aérea ha sido uno de los sectores que ha sido golpeado duramente por la pandemia de COVID-19.

Aunque después de que el mundo ha reactivado poco a poco sus actividades, tener un gobierno con la capacidad de solventar las deudas -por la inactividad de ellas- será clave para determinar si una aerolínea logrará sobrevivir a la actual pandemia.

Aerolíneas cerca de la quiebra

Cuando el coronavirus comenzó a extenderse hacia las partes de Asia y Europa, los viajes internacionales se cancelaron de inmediato, los resultados mostraron un claro giro hacia accidente.

Al menos cuatro de las 10 aerolíneas mencionadas en ese entonces se han reestructurado poco a poco, todas menos una estaban en Asia.

La lista ahora es más grande, se suman los operadores de África y América Latina. Algunos ya se retiraron o ingresaron a la administración.

Aerolíneas-quiebra

Los representantes de Medview Airlines, Precision Air Services, Grupo Aeroméxico y Gol Linhas Aereas Inteligentes no respondieron de inmediato a las solicitudes en busca de comentarios.

AirAsia Group y Azul no hicieron comentarios al respecto.

Thai Airways International explicó que se establecerá un plan de reorganización al Tribunal Central de Quiebras a finales de año y señaló que la compañía planea cumplir con sus compromisos con todos los acreedores.

En Latinoamérica

En América Latina, Grupo Aeroméxico recibió un préstamo por quiebra de mil millones de dólares el pasado mes.

Mientras que la aerolínea más grande de Colombia, Avianca, está esperando la aprobación judicial para un plan de financiamiento de 2 mil millones de dólares mientras se reorganiza bajo el Capítulo 11.

Entre las aerolíneas que se consideraron más vulnerables en marzo, se encontraban Virgin Australia Holdings y la aerolínea de bajo coste tailandesa Nok Airlines.

Las aerolíneas en proceso de reestructuración, como Avianca y Latam Airlines para Airbus, y Aeroméxico y Virgin Australia para Boeing, presentan el mayor riesgo de cancelación.

Método Z

Según un análisis de Bloomberg New, la supervivencia de las aerolíneas dependerá del método de puntuación Z, desarrollado por Edward Altman en 1960, el cuál permite predecir las quiebras.

Bloomber examinó los datos disponibles sobre las aerolíneas comerciales que cotizan en la lista para identificar los más propensos a sufrir afectaciones financieras.

El método Z-Score utiliza cinco variables que miden la liquidez, la solvencia, la rentabilidad, el apalancamiento y el desempeño financiero reciente.

El modelo tiene una tasa de precisión de entre el 80 y el 90 por ciento el año anterior a la insolvencia.

Un puntaje por debajo de 1.8 indica peligro de quiebra dentro de los próximos dos años, mientras que un número más cercano a 3 sugiere que la empresa está en terreno firme.

¿Qué opinas?

Te recomendamos: LA AEROLÍNEAS COMIENZAN A VOLAR, PERO LA SOMBRA DE LAS DEUDAS LAS PONEN EN RIESGO