María Salud es la abuelita michoacana que inspiró a los creadores de Pixar para darle vida a “Mamá Coco”, personaje que nos robó el corazón y nos hizo recordar a nuestras abuelitas.

Para la creación de la película “Coco”, Disney Pixar se involucró muy de cerca con el Día de Muertos de Michoacán, para así darle vida a la historia mexicana que hizo llorar a más de uno.

Si creías que solo habían tomado las costumbres y lugares más emblemáticos de la fecha, te equivocas. La tan querida “Mama Coco” sí existe y tiene 107 años.

Mamá Coco es una persona real y aún vive en un pintoresco pueblo de México.

Abuelita michoacana que inspiró a “Mamá Coco”

María Salud Ramírez Cabello, de 107 años, fue la abuelita mexicana que inspiró el personaje. Vive en Santa Fe de la Laguna, un pueblo purépecha que también muestran en la cinta como el hogar de la familia Rivera.

Salud Ramírez nació el 16 de septiembre de 1913 y, a pesar de que durante un tiempo su salud se complicó, actualmente goza de buena salud.

Tras el éxito de la película, la mujer se hizo famosa en su comunidad y siempre se encuentra rodeada de su familia y amigos, quiénes cuidan de ella.

Además, para las fechas del Día de Muertos, Doña Salud recibe a cientos de visitantes, quienes se retratan con ella.

Disney Pixar se inspiró en María Salud

Los creadores de la película se inspiraron para crear la película después de escuchar una leyenda purépecha de la isla. Cuenta que al morir, las almas vuelven como mariposas monarcas sobre un lago encantado hasta la Isla de Janitzio.

Según la leyenda, solo se necesita “abrir” el corazón” para poder verlo al atravesar en la lancha.

Esto se refleja en el puente que Miguel y su familia cruzan para llegar al Mundo de los Muertos.

“Mamá Coco” es un personaje que sin duda nos llena el corazón con tan solo recordarla. Cuando los creadores tuvieron que inspirarse en alguien para crearla, debía ser una mujer fuerte, especial y que todos recordáramos siempre, como la abuelita michoacana María Salud.

Abuelita-michoacana-mamá-coco

¿Qué opinas?

Te recomendamos: EL OTRO LADO DE CANCÚN: SITIOS QUE TODO CANCUNENSE YA DEBERÍA CONOCER