El desabasto de medicamentos antirretrovirales para pacientes con VIH del sector público, que se entregan de manera gratuita desde 2003, se agrava al tratarse de posibles violaciones al derecho a la protección, a la salud y hasta la vida de los mismos.

Ellos deben suministrárselos de manera diaria para mantener sus defensas y evitar que contraigan enfermedades por la inmunodeficiencia.

Al respecto, el director del movimiento de Derechohabientes Viviendo con VIH/SIDA del Instituto Mexicano del Seguro Social (DVIMSS), Luis Adrián Quiroz, señaló la urgencia de solucionar el desabasto, ya que las personas no tienen recursos para adquirir estos medicamentos.

Señaló que en Tamaulipas, Chiapas y Chihuahua hay personas que no han recibido medicamento desde el mes de abril, lo cual puede desencadenar varias afectaciones: la posibilidad de que el afectado se enferme o que contagie a otras personas.

Por su parte, el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el pasado viernes que se hará una “excepción” para la compra de estos fármacos, pues una de las tres empresas que son investigadas por presuntos actos de corrupción, será la encargada de surtirlos.